Ir a canal FaceBook de CONAMA
Ir a canal Twitter de CONAMA
Ir a canal LinkedIn de CONAMA
Ir a canal YouTube de CONAMA
Ir a suscripción de boletín de Conama


¿Cómo actuar sobre la movilidad obligada? (ST-10)
Martes, 1 de Junio de 2021 de 16:00 a 18:30 en la Sala N101

Presentación Programa Comité técnico Galería Video
 
 

Resumen

Los desplazamientos que realizamos diariamente tienen un impacto importante en la movilidad de la ciudad y su buena gestión nos ayudaría a descongestionar nuestras ciudades ya que la mayoría de ellos se hace en coche y con poca ocupación. Los costes sociales, ambientales y de salud pública, además de las externalidades asociadas a la movilidad “insostenible” son numerosas en temas (contaminación, cambio climático, congestión, accidentalidad…) y en el coste económico que suponen

La movilidad sostenible en general y aplicada a los desplazamientos por trabajo o estudios en concreto es un ejercicio de corresponsabilidad. Por un lado es una decisión personal, cada uno de nosotros puede decidir como ir a trabajar siempre entendiendo que el binomio distancia/tiempo va a ser una variable muy importante en la toma de decisión y por otro los centros de actividad económica deberían de contribuir a que los desplazamientos que provocan, empleados, clientes, proveedores, se realicen de la forma más sostenible atendiendo a los impactos sociales, económicos y ambientales del transporte y para esto normalmente hace falta medidas de fomento de modos sostenibles y desincentivar aquellos que no lo son.

Nuestros desplazamientos cotidianos tienen en muchos casos una componente asociada no solo al trayecto de casa al centro de actividad sino que nuestros hábitos y estilo de vida generan relaciones entre otras actividades diarias como son llevar a nuestros hijos e hijas al colegio, ir a lugares de ocio o el cuidado de otras personas y estas relaciones condicionan la forma en la que hacemos los desplazamientos. Así que mayoritariamente los realizamos en coche ¿Podríamos romper alguna de estas relaciones para generar nuevos hábitos? ¿Qué haría falta mejorar o modificar para que esto pueda ocurrir?

Desde hace años venimos demandando más implicación por parte de las empresas y las administraciones a la hora de poner medidas de gestión sobre los desplazamientos que generan y ha sido en este momento de pandemia cuando muchas de las medidas que llevaban tiempo identificadas se han puesto en marcha. Cuestiones con un impacto importante como el fomento del teletrabajo o la flexibilidad horaria en principio tan difíciles de implantar han aparecido en nuestro día y a día y se ha podido ver el impacto que pueden llegar a tener en el día a día de una ciudad.

La movilidad al trabajo durante este tiempo de pandemia ha sufrido cambios importantes. Algunos positivos, sobre todo si se consolidan, pero otros negativos que es necesario analizar y tener en cuenta para la planificación futura.

Ahora el reto estará en ver cuantas de estas medidas se consolidan y si esto genera un efecto rebote y muchas más entidades de la clase y tamaño que sean se animan a empezar a considerar la movilidad entre sus cuestiones prioritarias a atender. A priori los beneficios tanto sociales como individuales son positivos.

Seguimos con problemas detectados pero no resueltos a pesar de que las medidas a llevar a cabo parecen estar bastante claras así que es necesario el compromiso de todos los implicados a distintos niveles para cambiar el paradigma de la movilidad actual.

Durante la sesión se han presentado informes y datos que nos han mostrado la situación actual de la movilidad en nuestro territorio después de este largo periodo de pandemia que ha cambiado parte de los hábitos de movilidad que teníamos previamente, y a través de diferentes experiencias hemos podido ver el compromiso de distintas instituciones a distintos niveles y ámbitos de incidencia con la intención de que sirvan de inspiración y ejemplo a otras.

Se puede consultar aquí el resumen de la sesión