Ir a canal FaceBook de CONAMA
Ir a canal Twitter de CONAMA
Ir a canal LinkedIn de CONAMA
Ir a canal YouTube de CONAMA
Ir a suscripción de boletín de Conama

Conservación de aves esteparias y agricultura sostenible

Autor: Ernesto Aguirre Ruiz
Técnico de proyectos
Fundación Global Nature
Otros autores: Ángeles Pontes Pazo (FGN) ; Patricia Olivares Álvarez (FGN); María López Onieva (FGN); Alberto Martín Vega (FGN); Eduardo de Miguel-Beascoechea (FGN).
Formato: Comunicación técnica escrita
Tipo: Difusión de Proyecto
Temática: Biodiversidad; Calidad ambiental y salud; Desarrollo rural
Programa Financiación: LIFE
ODS relacionados: Trabajo decente y crecimiento económico, Producción y consumo responsables, Vida de ecosistemas terrestres
Documentos asociados: Doc. Escrito
Resumen:
La ganadería extensiva y el cultivo tradicional de herbáceos, en rotación con barbechos, han modificado el paisaje de las mesetas y grandes valles de la Península Ibérica desde hace miles de años, generando así hábitats similares a las estepas naturales. Las aves esteparias, como el sisón (Tetrax tetrax), la avutarda (Otis tarda), el cernícalo primilla (Falco naumanni), entre otras, adaptadas a este paisaje de estepa cerealista, han visto mermadas sus poblaciones al intensificarse las prácticas agrarias tradicionales (paisaje en mosaico, con setos y lindes como áreas de refugio y alimentación, barbechos, rotación tradicional de legumbres).

El proyecto LIFE Estepas de La Mancha (2016 – 2020) ha testado estrategias de agricultura sostenible basadas en la recuperación del paisaje tradicional para mejorar el hábitat de las aves esteparias y para añadir valor al producto agrícola procedente de estos campos. La comercialización diferenciada es un resultado con beneficios ambientales y sociales y se debe basar en indicadores y medidas trazables que aseguren el compromiso de los agricultores con la conservación de la biodiversidad.

Los resultados logrados incluyen la creación de una red de custodia agraria de más de 15.000 ha. donde colaboran agricultores, ganaderos, cazadores y gobierno local, dentro de espacios Red Natura 2000, donde se han construido 53 charcas, creado más de 20 km de setos, reducido aprox. un 10% en el uso fertilizantes nitrogenados, reordenado 5.000 ha. de pastoreo, señalizado 10 km de viñedos en espaldera e incluido dos cooperativas de agricultores dentro de una estrategia de comercialización diferenciada basada en Planes de Acción de Biodiversidad.

Son socios del proyecto la Fundación Global Nature (FGN) y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM).