Ir a canal FaceBook de CONAMA
Ir a canal Twitter de CONAMA
Ir a canal LinkedIn de CONAMA
Ir a canal YouTube de CONAMA
Ir a suscripción de boletín de Conama

Bioestimulantes, biofertilizantes, biopesticidas: bioeconomía circulas y sostenibilidad.

Autor: Paloma Pérez
Técnico en Innovación y Mercado
BIOPLAT - Plataforma Tecnológica Española de la Biomasa
Otros autores: Ana Casillas (BIOPLAT) Margarita de Gregorio (BIOPLAT)
Formato: Comunicación técnica escrita / Comunicación técnica panel
Tipo: Difusión de Proyecto
Temática: Biodiversidad; Calidad ambiental y salud; Desarrollo rural; Residuos
ODS relacionados: Hambre cero, Producción y consumo responsables, Acción por el clima, Vida de ecosistemas terrestres
Resumen:
La alimentación y la agricultura se encuentran en la actualidad ante un importante reto. A lo largo de las últimas décadas, la producción agrícola ha mejorado notoriamente a la hora de cubrir las necesidades alimentarias de una población mundial en crecimiento. Sin embargo, el progreso a menudo ha venido acompañado de consecuencias sociales y medioambientales, como la escasez de agua, la degradación del suelo, presiones sobre los ecosistemas, la pérdida de biodiversidad, la disminución de la población de peces y bosques y unos altos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero.

Por tanto, la agricultura se enfrenta al desafío de satisfacer una mayor y creciente demanda de alimentos inocuos y de calidad, incluido su valor nutricional, asegurando la alimentación para toda la población; sin embargo, a este desafío se suma la exigencia de producir en presencia de diversas enfermedades y plagas que merman la productividad, así como la variabilidad climática y ocurrencia de desastres naturales.

Los productos biológicos agrícolas, también llamados insumos, (biofertilizantes, bioestimulantes, biopesticidas) se postulan como herramientas innovadoras que pueden ayudar a la agricultura de la Unión Europea a ser más sostenible, así como una tecnología habilitadora clave de la economía circular. La industria de los bioestimulantes y de los biofertilizantes puede contribuir a numerosos objetivos de la Estrategia Europea de Bioeconomía, la Estrategia Europea de Economía Circular y la Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, incluyendo la eficiencia en el uso de recursos, el reciclaje y uso de recursos renovables, así como la creación de empleos, el crecimiento y el desarrollo rural.